We won’t stop running ‘til we get to the lights.

El 1511 se me confunde en la cabeza con el numero de la casa donde vive mi abuela. Ese quince-once que esta sobre una calle cuyo nombre no puedo recordar (o más bien pronunciar en voz alta) es el numero de la casa donde vivió el personaje de la entrada más aclamada en este Blog. No escribo el nombre porque el 95% de las visitas en este sitio se consiguen al escribir en Google el nombre de dicho doctor y esta entrada es solo para suscriptores VIP que caen en este sitio sin saber por que  y que  de casualidad leen este post y de casualidad lo siguen leyendo aunque no saben muy bien a donde voy… ahora mismo les resuelvo el misterio.

Desde aquel día en que escribí la entrada sobre el doctor que inspiro a Hannibal Lecter muchas veces quise pasar por enfrente de su casa-consultorio y quedarme ahí un rato viendo el lugar… hoy fue ese día.

¿Por qué no lo había hecho antes? Pregunta retorica.

Siempre que pasaba en auto  miraba la numeración y estaba un tanto indecisa sobre cual era la casa: El tejaban a medio morir? La casa perfectamente normal? La casa en eterna remodelacion? o la casa perfectamente normal pero en decadencia?… Esta ultima fue la ganadora.

La cosa es que el número no es fácil de ver… tiene una plaquita azul con letras blancas idéntica a la que tiene la casa de mi abuela, pero en vez de tenerla en exterior esta sobrepuesta en una ventana.  La casa comparte porton con la casa de alado el 1509,  por fuera da la apariencia de ser una casa enorme por culpa de este porton, pero en realidad es una casa pequeña con cochera para un auto y de hecho ahí esta un auto viejo olvidado… ¿Qué hay en la guantera de ese automóvil? te aseguro que en 10 o 15 años nadie lo ha movido de su lugar . No tiene placas y no hay ningún nombre o marca visible ni en los costados ni en la cajuela. Ese fue mi primer contacto con la casa… pase de largo y me fui a comprar una paleta.

No creas que este encuentro cercano del tercer tipo es algo espontaneo. Tengo años dando vueltas a la idea en mi cabeza, esa es la clase de cosas en las que me aviono, la clase de cosas por las que la gente se ríe de mi y por las que se que soy incapaz de conducir un automóvil sin ocasionar un accidente. En mi mente me acercaba a una viejecita para preguntarle si por ahí no consultaba algún doctor, que me abuela me había dicho que por ahí era y que si no me podía dar noticias.. y entonces en mi mente la viejecita me contaba todo.. absolutamente todo.

Entonces lo vi. Se fumaba un malboro mientras arrastraba un tambo azul de esos en los que se hecha la basura.. y tal cual lo imagine le hice la pregunta. Replico tres veces que no había y entonces le dije que fue mi abuela la que me había mandado. “Entonces te mandaba con Alfredo Baxxi pero ya murió, vivía ahí en esa casa donde están entrado las señoras”

De un taxi se bajaba una familia, abrieron la puerta y se metieron al 1509, la casa espejo del 1511. Detras de las puertas un pequeño taller de costura. ¿Quien vive en esta casa? La sala vieja tirada en la banqueta de la casa donde venden los tacos mas pordioseros y miseros que hayas visto me recuerda que no es barrio para andar haciendo esa clase de preguntas.

Me senté como si estuviera esperando el camión, contemple la casa un par de minutos más hasta que el atardecer comenzó a sentirse y me convenció de que yo no tenia nada más que hacer ahí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s