Olvidate de recordar.

 

Tus recuerdos son mentiras. Es tu mente que te engaña y te hace creer que las cosas pasaron como pasaron, pero la realidad es que no fue así. No lo digo yo, lo dicen los científicos y la BBC hace eco de ello en un par de reportajes. Sí, los científicos lo han descubierto en el fondo de un laboratorio, entre hojas de papel llenas de pequeñas anotaciones y cuartos con ventanas que no permiten al estudiado ver a los científicos tras el cristal que comentan y apuntan. Ellos guardan su pluma en su bata blanca, y están contentos por lo que han descubierto: Tu mente te engaña, nada fue como lo recuerdas.

Resuciten a Proust, mándele una copia del articulo a García Márquez, quememos las películas de Giuseppe Tornatore, ya no escuchare más “Gracias” de Moderatto y entérate que los recuerdos de guerras de Hemingway están exacerbados. Manifiesto contra los melancólicos y los románticos, porque el romance no es más que la respuesta involuntaria de un cuerpo alimentado de símbolos de belleza pasada. Las hojas doradas de los arboles mientras decías adiós, un amanecer perfecto, la suave lluvia que  cayó el día que la casualidad te sonrió… esa es tu memoria decorando los recuerdos. No fue hermoso, no fue así.

Eso dicen los científicos, los hombres que saben, pero yo que no se, ni que nada he estudiado les digo que están mal, que la vida no es así. Lo sé, estoy segura. A veces me encuentro atrapada en el ruido y la furia  de una fiesta  y me tomo un segundo para captar todo con el lente de mi memoria, me pongo a pensar en los sonidos: la risa, las palabras, la música. También hay gente y hay  gente que está ahí conmigo… un día no estarán, nos separaremos y ese momento precioso y preciso no volverá a ser, pero yo lo agarro en el instante y lo capturo, lo amo lo envuelvo con mi pensamiento porque fue y  existió. Entre el ruido de un concierto miro a la gente y me siento bien, canto y agradezco que hasta ese momento hubiera una noche perfecta y tuviera salud y circunstancias para estar ahí. También están las olas del  mar, las canciones que canto con mis amigas mientras trabajo, las cartas sorpresa, los detalles, los encuentros inesperados, las mañanas madrugando para entregar un trabajo… un trabajo en equipo, la horrible sensación de un uniforme de secundaria con calcetas verdes, mi abuela regañándome, las novelas en la televisión, un libro que mire por casualidad en la biblioteca, una oferta de trabajo, un viaje inesperado y el momento que tu mente te dice que todo fue perfecto porque todas las casualidades de la vida apuntaron a tu favor.

Demosle lugar a sus horas de investigación: Quizá agreguemos datos de vez en cuando o cambiemos palabras o recuerdemos colores que no estaban pero eso no cambia lo hermoso de la memoria porque la vida no es la que uno  vivió, sino la que recuerda y como la recuerda para contarla (Parafraseando a GGM)

Y están los otros y los otros nos ayudan a generar este enunciado: Si dos concuerdan en que su pasado mutuo fue hermoso, es porque así fue. Que ningún científico ni reportero de la BBC te diga lo contrario! Trabajo de campo, investigación cuantitativa y cualitativa: Si tus recuerdos son hermosos es porque así fue…

 

(En este instante escribo una nota y a mí que me gusta escribir me parece hermoso, me siento bien… mañana cuando me de cuenta que hace años escribí el ultimo post de este blog recordare lo bien que me sentía y que me siento en este instante mientras tecleo letras y construyo ideas)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s