No valgo un cacahuate.

Aqui es la parte de mi historia donde me doy cuenta que no valgo un cacahuate (Como suele decir mi abuela). No importa que tantas veces me sienta capaz de hacer las cosas.. de pronto llega una piedra y soy Sisifo empujando de nuevo  todo hacia arriba.. y todo hasta aqui esta bien… me parece normal y saludable esos no tan comunes bajones de espiritu. Lo que no es normal ni saludable es cuando parafraseas a los de Intocable y te dices…”chin.. ¿y todo para que?” y entonces ya no tienes ganas de subir otra vez la piedra… Que me aplasten  porque no valgo un cacahuate.

(Y lo peor es que yo misma no creo eso pero al parecer es la realidad)

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s