Clementina.

Me pregunto si las tortugas pueden llega a desarrollar algún sentimiento,lazo, apego o  de perdis gratitud para  con sus dueños.. Si cuando le sirvo agua, le muevo la tierrita, le corto lechuga o la saco a pasear le pasa en su asintomático sistema la idea de   “Que chida es mi dueña, esa que conoce cual es mi hierbita favorita entre todas las hierbitas y me saca a pasear y me busca un grupo de esas deliciosas hierbitas”…. eso o su equivalente aunque sea en un .001%…

Me gustaría tener un perrito que menea la cola y al que le pudiera compartir mi comida.. pero tengo a Clementina y lejos de lo que pude pensar sobre este tipo de animales.. siento que la quiero y que la quiero mucho y que la quiero de aquí a que se vuelva en toda una doña tortuga con muchas tortugas ninjabebes  a las que nombrará, en vez de artistas del renacimiento, según cada uno de los representantes del boom de la literatura latinoamericana…

Que viva mucho mi Clementina bebe y su planeta de Lechugas..

Un comentario en “Clementina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s