°Alta traicion.

Hay un poema de Jose Emilio Pacheco que se llama: Alta traición y comienza mas o menos así: No amo mi patria… y mas o menos así también empieza la historia de mi vida… sin amor a mi patria… pero el poema de J.E Pacheco continua diciendo:

Pero (aunque suene mal) daría la vida
por diez lugares suyos, cierta gente,
puertos, bosques de pinos, fortalezas,
una ciudad deshecha, gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
(y tres o cuatro ríos)..

Yo daría mi vida por tres o cuatro apellidos muy mexicanos, por aquella plaza donde nos sentábamos, por el río al que fuimos cuando era niña, por el pulque, por Acapulco, por las canciones de Jose Alfredo, por los poemas de Sabines, por las pinturas de mi Frida, por las nieves de sabores, el mariachi en la calle a media noche, las tienditas de la esquina, los niños que se bañan en las fuentes, las botas, sombrero y cabrito de mi norte, por Lola Beltran, Chabela Vargas y Gloria Trevi, Por la liga de fútbol mexicano, porque chivas y américa se odien, por los tamarindos, mazapanes y cocadas, por el mole que me cocina mi mama, el menudo que hace mi abuelita… mi abuelita que sacaba una silla a la calle para que nos diera el aire de la noche, las tornabodas, las serenatas que escucho tocarse en otra casa, por el baile y el mitote, la tortilla recién salida de la tortilleria, los pollitos de colores de mi infancia, los camiones que no saben manejar, las monedas de 1 peso, los chicles de 1 peso, las frases, refranes, el humor del mexicano, la cerveza indio, por el México que aun no entiende de modernidad, por las misteriosas canchas de Basquetbol que se encuentran hasta en los pueblos mas pobres, por las novelas de Thalia, los chismes de Tvnotas, las platicas de Paty Chapoy, la tarde viendo el chavo del ocho, por el uniforme de la escuela, los fuegos artificiales, el mercado del domingo, la lotería, las carnitas de puerco, el aguacate, los nopales con chile colorado, mi hermana y sus fiestas, mi familia tan norteña, los cuentos de mi abuelita, la canción que todos cantamos, el chisme de la vecina, tomar un taxi, ver un vagabundo, las calles coloniales, el puesto de libros usados, comer elote, dormir en la orilla de la playa, el llevele llevele, la coca-cola en botella individual, los tacos que no cierran en toda la noche, los tacos que abren muy temprano por la mañana, los ranchos, los caballos, los corridos…

Amo mi tierra porque al nacer aquí no tuve que aprender meidante wikipedia, que era el realismo mágico..

lo vivo y lo viví.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s