Todos los días son nuestros.

Si te cuento una historia hermosa pero absurda dime sino cierras los ojos y te pierdes en el mundo de mis palabras. Las palabras son igual de hermosas que los años porque apenas nos damos cuenta que existen y ya desaparecieron… pero al mismo tiempo se quedan ahi sentados, jamas se marchan.

Te cuidado con la persona que al terminar un calendario dice  ‘un año más’.  Todas estas hojas en el suelo solo significan un año menos. 365 atardeceres. 365 amaneceres.  365  madrugadas en las cuales meditar. 365 oportunidades de hablar lo que callas o de darte la oportunidad de intentar, de hacer el ridiculo, de quedar como tonto cuando alzas la voz. Y que importa? Si tu balanza queda justa entre tus palabras y tus intentos: te han robado.

Nunca te quedes con nada en tu interior, estas en este mundo para verlo arder con la chispa de tus ideas. Cuando los hombres de traje que venden felicidades dicen ‘intentarlo hoy, ve y dile lo que sientes’ están diciendo la única verdad que conocen, la única verdad que rige el universo.

Anuncios

Look what we’ve made

the theory of everything
Esta última escena es como esas canciones que puedo escuchar mil veces seguidas sin  hastío o esos poemas que nunca me canso de leer aunque los sepa de memoria, porque lleva dentro algo que me intriga y me mueve en lo más hondo de las emociones y sigo repitiendo la misma fórmula como buscando la respuesta a una pregunta que ni siquiera se cual es …